El pleno del Consejo de Educación Superior (CES) resolvió este miércoles, en Quito, extender dos años la intervención de la Universidad de Guayaquil. Además, ratificó en funciones a los miembros de la Comisión Interventora, presidida por Roberto Passailaigue.

Twitter

Con ello,  el CES indicó que busca  fortalecer la institucionalidad y la estabilidad dentro de la universidad en beneficio de los estudiantes.

Catalina Vélez, presidenta del CES, dijo que por unanimidad el pleno decidió esa ampliación. Esto, luego de analizar causales adicionales que derivaron en la intervención. La entidad había intervenido en octubre del 2018 la Universidad Estatal luego de una pugna por el rectorado.

Dijo que en el informe de la Comisión Interventora de Fortalecimiento Institucional de la Universidad de Guayaquil y del informe del Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación se detectaron irregularidades académicas, administrativas y financieras que tienen relación con el principio de la gratuidad de la educación superior, problemas relacionados la afectación de los derechos de los estudiantes.

“Estos informes revelan una serie de irregularidades que no se pueden omitir desde el Consejo de Educación Superior…”, señaló Vélez.

La titular del CES mencionó el incumpliento de 224 observaciones y recomendaciones hechas por la Contraloría del Estado a la Universidad de Guayaquil desde el 2010, el incumpliento de recomendaciones del informe de post de intervención y acompañamiento realizado por el CES en julio del 2018.

Además enumeró deudas que ascienden a casi $ 3 millones, pagos pendientes a jubilados, falta de gestión documental y administrativa.

Vélez señaló que por estas razones se recomendó la ampliación de la intervención de la Universidad Estatal.

El CES ratificó en sus funciones a los miembros de la Comisión Interventora (CIFI-UG), que  deberá presentar un nuevo plan de intervención y de trabajo. También deberá emitir un informe periódico cada 4 meses.

Además, el CES autorizó a la Comisión Interventora a mantener la suspensión temporal de las funciones de las autoridades de la universidad.

“En las circunstancias que atraviesa la Universidad de Guayaquil lo responsable era tomar la decisión que ha adoptado el CES, la que permitirá que los procesos administrativos y académicos de la universidad se desarrollen eficientemente”, señaló Adrián Bonilla, secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación.

Germán Rojas, miembro de la Comisión de Intervención, mencionó que luego de las evaluaciones periódicas se analizará si es pertinente suspender la intervención. “Si vemos que los procesos avanzan, que la universidad ha retomado su camino, de que está suficientemente fuerte para reasumir su autonomía, yo creo, que por unanimidad el Consejo de Educación Superior resolvería suspender la intervención”.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK