Compartir

En Notimundo, Pablo Zambrano, gerente del Programa de Cocinas de Inducción habló sobre el inicio de la comercialización de las cocinas de inducción importadas en el país.

Pablo Zambrano, en Notimundo, explicó los avances que hay dentro del Programa de Cocinas de Inducción que inició en julio de 2014 y que, en la actualidad, ya comercializa las cocinas importadas por el Gobierno en dos de las más importantes empresas de electrodomésticos del país.

Hasta el 30 de noviembre, se han comercializado 250 000 cocinas y se espera que hasta este 31 de diciembre la cifra aumente a 300 000. Zambrano aseguró que la estimación de cocinas en el Ecuador es de 3 millones y medio. De esta cifra, el Gobierno busca importar 500 000 cocinas que, según informó Zambrano, representan apenas el 15% del mercado a cubrir.

Las empresas nacionales han propuesto al Gobierno producir cocinas de inducción con precios más bajos de las ofertadas por China. Según Zambrano, el 90% de la venta de las fábricas nacionales está asegurado.

El objetivo del programa es reducir el uso de GLP en el país. Para que una cocina de inducción funcione se necesita energía de 220 voltios. Hasta la fecha, 280 000 circuitos ya han sido cambiados y, además, se cuenta con 2 millones y medio de medidores listos para el cambio.

El Gerente del Programa de Cocinas de Inducción aclaró que no habrá aumento en las planillas de luz y que, al contrario, hay más beneficios que el uso de cocinas con bombonas de gas.

Finalmente, Pablo Zambrano aseguró que en el mercado hay varias opciones. Las personas que se decidan por las cocinas importadas deberán presentar su cédula y la última planilla de luz. Quienes adquieran las cocinas hasta este 31 de diciembre podrán diferir el pago hasta 72 meses y quienes las adquieran desde el 1 de enero de 2016 las podrán diferir a 36 meses.