Compartir

El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez ya no renunciará al Senado de Colombia. Días después de que dijera, sorpresivamente, que presentaría su carta de renuncia para dedicarse a su defensa en una investigación penal por presunto soborno y fraude procesal, el senador del Centro Democrático se echó para atrás.

CNN

A través de Twitter, el expresidente le pidió a Ernesto Macías, presidente del Congreso, que “retenga sin considerar mi carta de renuncia”. Es decir, que no le dé trámite a ese proceso.

“Por razones de honor nunca ha estado en mi mente que la Corte Suprema deje de conocer el caso para el cual me citan a indagatoria”, agregó en su tuit.

El pasado 24 de julio, Uribe había dicho que renunciaría al Senadoporque se sentía “moralmente impedido para ser senador” antes de señalar que dimite al cargo con el objetivo de que su defensa “no interfiera con las tareas” del órgano legislativo.

La Corte Suprema de Justicia le abrió una investigación penal por los presuntos delitos de soborno y fraude procesal. El alto tribunal anunció que el expresidente sería investigado por el caso, tras fallar a favor del senador Iván Cepeda en la batalla legal que mantenía con Uribe por supuestos falsos testigos. Y, en esa decisión, la corte también compulsó copias para investigar al expresidente.

Tanto partidarios de Uribe como opositores, le pidieron que no renunciara y que enfrentara el proceso como senador.

El 3 de septiembre, Uribe rendirá indagatoria ante la Corte Suprema por esta investigación.

En febrero de 2012, el exmandatario denunció al congresista Cepeda por considerar que “manipulaba testigos” y personas encarceladas de su gobierno —lo que se conoce como falsos testigos— para que estas lo involucrasen al él y a su hermano Santiago Uribe en actividades delictivas, además de una presunta relación con grupos paramilitares.

La denuncia del exmandatario se basaba en visitas del congresista a centros carcelarios en las que habría concretado testimonios contra el expresidente. Además, señala la existencia de una ONG presuntamente utilizada para pagar a los familiares de los testigos manipulados.

Según el fallo de la corte, esta “… no halló elementos de juicio que permitan concluir que las conductas inicialmente reprochadas se adecuen típicamente a uno de los delitos indicados en la denuncia”, y que “… por el contrario, lo que se demostró es que el doctor Iván Cepeda Castro no abusó de sus funciones como congresista, no determinó a reclusos mediante sobornos para testificar falsamente en contra del doctor Álvaro Uribe Vélez…”.

La corte también señaló que “… a través de interceptaciones telefónicas, sorprendentemente evidenciaron una realidad muy diferente a la denunciada y, por lo mismo, a esta sala no le quedará alternativa distinta a la de compulsar copias para que se adelanten las correspondientes pesquisas…”.

La corte se refiere a llamadas en las que el exmandatario habría consultado sobre la manipulación de testigos contra el congresista Iván Cepeda. El expresidente responde que nunca conversó con los declarantes.