Demi Lovato pasó por un momento muy emotivo en los premios Grammy, y es que intepretó un tema escrito y grabado unos días antes de que fuera hospitalizada por una sobredosis de drogas hace poco más de un año.

Demi ha pasado por diversos cuadros depresivos y de rehabilitación, episodios que la han llevado a tener un madurez. Créditos: People

Tras una breve introducción de Greta Gerwig, la estrella apareció bajo una luz con un vestido blanco.

Y aunque se notó muy nerviosa y emocional, puesto que inició en dos ocasiones su tema, finalmente se abrió pasó y presentó al mundo una balada poderosa y muy personal “Anyone”.

“La letra adquirió un significado totalmente diferente (después de que todo sucedió)”, dijo en una entrevista reciente con Apple Music .

“Escucho estas letras casi como un grito de ayuda. … creo que lo estaba grabando en un estado mío donde pensé que estaba bien, pero claramente no lo estaba”, agregó.

Cabe recordar que es la primera presentación de la intérprete tras el terrible suceso que casi termina con su vida y tal parece que es el inicio de una nueva etapa.