Compartir

Este no ha sido un buen año para el fútbol ecuatoriano, desde casos de adulteración de edad, hasta casos de corrupción dentro de la FIFA -que involucran a altos mandos de la FEF- han puesto en tela de juicio la dirigencia del fútbol nacional que, en este 2015, también ha afrontado una dura crisis económica.

En el 2015 se agudizó la crisis del fútbol ecuatoriano. Deudas, juicios, déficit y sanciones marcaron el transcurso del año para varios equipos destacados en lo deportivo. En lo que va del año han sido incontables las quejas de jugadores, directores técnicos, personal médico y proveedores de los clubes de fútbol por el incumplimiento de sus compromisos económicos.

El caso más emblemático fue la sanción solicitada por la FIFA en contra del Deportivo Quito de restarle 6 puntos por la mora en el pago a Néstor Salazar, exjugador de “los chullas”, por una deuda pendiente desde el año 2006.

Así, el cuadro capitalino se convirtió en el primer equipo en descender a la serie B, antes de que termine el Campeonato, y tras 35 años en la categoría principal.

Mientras tanto, varios dirigentes de clubes han impulsado la creación de la Asociación de Fútbol de Profesionales Ecuatorianos que se encargaría de organizar los torneos nacionales, mientras que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) quedaría a cargo exclusivamente de los temas relacionados con la Selección.

Otro de los problemas que alertó al fútbol ecuatoriano fueron las denuncias de adulteración de edades e identidades de varios integrantes de la Selección Sub 17. Andy Casquete, Mateo Tello y Joao Montaño fueron sancionados por la FEF. Este fue un caso que dio paso a una amplia investigación a 31 jugadores juveniles del fútbol nacional.

Pero no todo son problemas, el fútbol sigue siendo una fiesta y el deporte más popular del mundo. Pese a los inconvenientes del año, el torneo nacional no dejó de ser vibrante hasta la última fecha. Liga de Quito pudo coronarse campeón sin jugar una final, pero no supo aprovechar su ventaja y Emelec consiguió que se alargara el torneo y se juegue la final con los Albos.

En el partido de ida, los eléctricos le robaron la ilusión a Liga al vencerle 3-1 y para la final, en Casa Blanca, la U no pudo dar vuelta al marcador y el empate de 0 – 0 no le alcanzó para ganar. Con este resultado, Emelec se proclamó campeón por décima tercera vez del fútbol nacional. Mientras que Independiente del Valle alcanzó un boleto para disputar la Copa Libertadores, mientras que Aucas y Barcelona para la Sudamericana.

Liga de Loja acompañará al Deportivo Quito en la serie B y sus lugares serán ocupados por el Delfín y Fuerza Amarilla.