Compartir

Hasta el 30 este mes se completan las 14 máquinas del tranvía que deben llegar a Cuenca. Según el cronograma establecido, el 23 arribará la decimotercera unidad, mientras que el 30 lo hará la última procedente de Francia.

Desde finales de octubre se llevan a cabo las pruebas dinámicas a las máquinas que ya se encuentran en el patio-taller. “Se está cumpliendo con el cronograma establecido”, dijo el gerente del proyecto, Gerald Fernández.

De igual forma, la empresa Indra, proveedora del sistema de semáforos y de recaudo para el Tranvía de Cuenca, presentó los modelos que se utilizarán en la vía preferencial de este medio de transporte.

Seis son los modelos presentados, cuatro de los cuales organizarán la interacción entre vehículos convencionales y el peatón, uno regulará la circulación del tranvía y un panel luminoso advertirá la proximidad de las máquinas a los peatones y a los conductores de los vehículos que estén en las calles transversales.

Estos modelos serán instalados en los báculos y los postes de las esquinas de las avenidas y calles de todo el trayecto del tranvía.

En esta primera presentación que se realizó al personal técnico de la unidad, se probó el funcionamiento de este sistema.

El personal técnico del tranvía y los funcionarios de la empresa de fiscalización realizaron una evaluación de la utilidad, la calidad del material, y obtuvieron la información sobre las ventajas y exigencias de este nuevo sistema, cuyo pago está dentro del contrato de construcción de la obra.

En esta primera presentación se realizaron sugerencias a los constructores para que se adecue a las necesidades de la capital azuaya.

En los próximos días se efectuará una segunda explicación por parte de los proveedores, luego de implementar los cambios sugeridos para una aprobación final y posterior implementación, según un informe presentado por la empresa tranvía a las autoridades de la Atenas del Ecuador.