Compartir

La policía belga liberó hoy a cinco detenidos en una operación iniciada este domingo vinculada a los atentados del 13 de noviembre en París, informó la Fiscalía federal belga.

En un comunicado, el Ministerio público dijo que las cinco personas, entre ellos dos hermanos y un amigo de éstos, han sido liberadas tras ser interrogadas y que la investigación sigue su curso.

La Fiscalía no indicó que la operación tuviera relación con la búsqueda del principal sospechoso huido de los ataques de París, Salah Abdeslam, que tiene una orden de búsqueda internacional.

La Policía belga realizó anoche una operación en pleno centro de la capital, muy cerca del concurrido mercado de Navidad, en la que en un principio sólo se anunció el arresto de los dos hermanos.

El dispositivo, que aunó efectivos de la Policía federal y de la de Bruselas, se desplegó a las 18.00 hora local (17.00 GMT) y se prolongó durante cerca de cinco horas.

El padre de los dos hermanos detenidos anoche dijo en una entrevista con TvBrussel, que recoge hoy el diario “De Morgen”, que “no ha notado un proceso de radicalización” en sus hijos, Hamza, guardia de seguridad de 23 años, y Sabri, de 30, trabajador de una librería de Bruselas.

La justicia belga, en cooperación con la francesa, busca a un “nuevo sospechoso importante” que habría coordinado los atentados desde Bélgica, ya que, según datos de la investigación, hubo numerosos contactos telefónicos entre Francia y Bélgica en la noche de los atentados.

Los diarios belgas aseguran hoy que este nuevo sospechoso no es ninguna de las dos personas arrestadas anoche