Compartir

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, presentó antes el Tribunal Supremo de Justicia un recurso de nulidad contra la Asamblea Nacional Constituyente que propone el presidente Nicolás Maduro.

A través del recurso la fiscal le pide a la Sala Electoral que declare nulidad de decisiones del Consejo Nacional Electoral: la decisión de convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente porque el decreto presidencial no cumple con los extremos legales, pues es el pueblo quien tiene la potestad para hacerlo. Pide también nulidad de las bases comisiales.

“Una Constituyente a espaldas del pueblo, no es Constituyente”, dijo Ortega.

La Asamblea Nacional Constituyente propuesta por Maduro tendría el poder de reorganizar el Estado y podría llevar a la redacción de una nueva constitución nacional.

Si estás en Venezuela, mira aquí la señal en vivo

Maduro dijo que el ministro de Educación Elías Jaua será el líder de esta Asamblea Nacional.

El mandatario dijo que la Asamblea Nacional Constituyente será “no una Constituyente de partidos ni élites, una Constituyente ciudadana, obrera, comunal, campesina, una Constituyente feminista, de la juventud, de los estudiantes, una Constituyente indígenas, pero sobre todo hermanos una Constituyente profundamente obrera, decisivamente obrera, profundamente comunal. Convoco a los comuneros, a los misiones”, afirmó el 1 de mayo cuando la propuso.

LEE: ¿Qué significa que Maduro convoque una Asamblea Nacional Constituyente?

La oposición advierte que no puede ser una asamblea constituyente comunal y dice que el Gobierno le está quitando al pueblo el derecho a votar, que según ellos es la vía adecuada para una solución a la crisis y constituye un verdadero diálogo nacional.

El estado de malestar generalizado en el país surgió el 29 de marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) emitió una sentencia para asumir las competencias de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, lo que se ha sumado a los problemas sociales y de desabastecimiento de productos básicos. La oposición se indignó y calificó la medida como un golpe. Tres días después, el alto tribunal dio marcha atrás, pero el descontento de los venezolanos no se detuvo y han seguido saliendo de manera masiva a las calles.

Fuente: CNN en Español