Compartir

La antigua capilla de Tumbaco, regentada por la Tercera Orden Franciscana, será intervenida por la Alcaldía de Quito luego del incendio que se produjo a las 0:37 de este viernes 25 de diciembre y que afectó la cubierta, paredes portantes y bienes muebles.

La mañana de este viernes, 25 de diciembre, personal técnico del Instituto Metropolitano de Patrimonio encabezado por la arquitecta Ibeth Jaramillo, realizó una inspección técnica del templo afectado por el incendio.

En la visita pudo constatar que la cubierta y la estructura portante sufrieron varios daños, pero también el siniestro afectó los bienes muebles de la antigua iglesia, el retablo o altar mayor prácticamente fue consumido por el fuego. Las imágenes de San Francisco, San José, la Virgen María, la Virgen de Lourdes, el Cristo Crucificado, Jesús del Gran Poder y varias pinturas resultaron también seriamente afectadas.

Luego de la inspección el IMP decidió proteger la cubierta, paredes portantes y ubicar en espacios seguros las imágenes del altar mayor del templo para su posterior restauración.

Este sábado 26 de diciembre, al medio día, el IMP iniciará la colocación de una cubierta provisional y el apuntalamiento de los muros desde el exterior para proteger la estructura.

Con la colocación de la cubierta se espera proteger a la edificación de eventuales lluvias que ocasionarían el colapso de la cubierta y el fraccionamiento de las paredes.
El día lunes 28, se evaluará el estado de la estructura para proceder a retirar los materiales quemados de tal forma que no se ponga en riesgo al edificio y tampoco al personal que realice los trabajos.

Posteriormente, se realizará la recuperación de los elementos ornamentales que pueden mantener las características originales y estudios para una propuesta de intervención para preservar el sistema constructivo.

La Capilla de la Tercera Orden Franciscana, joya patrimonial del siglo XVI, se encontraba en perfecto antes del incendio. Fue restaurada integralmente por el Municipio de Quito a través del IMP, hace dos años, la intervención terminó en noviembre de 2013.

Los trabajos demandaron una inversión de 157.713 dólares y formaron parte del proyecto de rehabilitación de áreas históricas.

Hace pocos meses en la presente administración municipal como parte de la rehabilitación integral de los núcleos centrales de las 33 parroquias rurales del Distrito Metropolitano de Quito, el Instituto Metropolitano de Patrimonio intervino también en la antigua capilla.

En la Capilla de la Tercera Orden Franciscana de Tumbaco se efectuaron arreglos puntuales en la cubierta, colocación de canales y bajantes, reposición de piedra bola en el patio y pintura externa de la edificación. Las obras fueron entregadas a la comunidad el pasado mes de mayo.

En los trabajos de recuperación del núcleo central de Tumbaco, ejecutados por la municipalidad en el parque central, la Capilla de la Tercera Orden Franciscana y la antigua iglesia, se invirtieron aproximadamente 120.000 dólares.
Es importante indicar que todas y todos somos responsables de cuidar nuestro valioso patrimonio.

Datos históricos y arquitectónicos

Según datos tomados del Estudio Histórico realizado por Mónica Vascones en el año 1985 se conoce que ‘por encargo del Museo del Banco Central del Ecuador, siendo Quito cabeza del Obispado, para 1535, contaba según José María Vargas, con ocho capellanías dentro del perímetro urbano y varias doctrinas, entre las cuales se encontraba la de Tumbaco, las que servían para la evangelización de la población del sector.

La historiadora también cuenta que para llevar a cabo la misión evangelizadora, se erigieron iglesias y conventos tanto en las ciudades como en los pueblos, la de Tumbaco se fundó en el antiguo pueblo indígena, en el cual se edificó un conjunto arquitectónico religioso, conformado por la iglesia y el cementerio construidos en las segunda mitad del siglo XVI, luego se edificó la casa parroquial y posteriormente de la torre.

De la orden terciaria en Tumbaco se constatan evidencias documentales a partir de 1886, verificándose noticias del año 1984, en la que se indica que estaba integrada por 80 fieles y que su guía espiritual era el padre Pesantes.