Compartir

Este lunes 10 de julio del 2017, autoridades de la Fiscalía y de la Defensoría Pública rechazaron las disculpas públicas que ofreció el excapitán Fernando Encalada al excadete Michael Arce. El exoficial leyó un documento y luego se marchó de la Escuela Militar (Esmil) asegurando que es inocente.

El Comercio

Arce demandó a Encalada en el 2011, bajo la figura de odio racial. Tras las investigaciones, un Tribunal Penal de Pichincha determinó que el excadete fue víctima de vejaciones físicas y psicológicas por ser afroecuatoriano. La Justicia condenó a Encalada a cinco meses y 24 días de cárcel y, además, dispuso las disculpas públicas.

Familiares de Arce y autoridades de la Fiscalía y Defensoría Pública cuestionaron las disculpas de Encalada, debido a que estas se desarrollaron en el parqueadero de la Esmil, y no en el patio principal, como lo dispuso el Tribunal de Pichincha.

Juan Pablo Albán, abogado de Arce, sostuvo que esto vulnera los derechos del excadete. Lo mismo opinó Alomía Borja, representante de la Confederación Afroecuatoriana. Ella manifestó su descontento por cómo se realizó el acto. Incluso dijo que no se colocaron sillas para los visitantes.

Eso también lo denunció a los representantes de la Fiscalía y Defensoría del Pueblo. “Que quede como precedente que no aceptamos este acto”, criticó.

Patricio Benalcázar, defensor del Pueblo subrogante, también rechazó el acto y aclaró que pedirán al Tribunal Penal que se repitan las disculpas.

La fiscal Gina Gómez comentó que no hubo un acto de reparación, por lo que emitirá un informe para que Encalada nuevamente ofrezca disculpas.

Además, la investigadora no descartó abrir un proceso para determinar a los responsables de que este acto se realice en una zona secundaria.

Fuente: El Comercio