Compartir

Unos 20 policías, entre motorizados y en patrulleros llegaron a los exteriores del estadio Rodrigo Paz Delgado para controlar la reventa de entradas. Las autoridades se enteraron de los precios exagerados a través de las redes sociales.

El Telégrafo

Según aseguró un integrante del Ministerio del Interior, no se han incautado boletos, porque parte del operativo también consistía en revisar las credenciales que les autoriza como revendedores. Los precios en reventa son: general, USD 50; tribuna, USD 60 y palco, USD 150.

Estás fueron las denuncias que recibieron a través de la redes sociales. Una revendedora accedió a hablar con diario El Comercio y afirmó que los precios elevados responden a la demanda y a qué hinchas albos vendieron talonarios del juego entre Liga y Delfín en USD 20, para las generales.

Te puede interesar: Liga vs. Emelec, una final con historia

No salimos ganando nada. Así no hay negocio, porque los mismos hinchas vinieron y nos vendieron los talonarios en USD 10 y USD 20. Pagando USD 15 por una general ya no resulta”, dijo una señora de aproximadamente unos 60 años.

Los policías revisaron a los revendedores que estaban en la zona y no incautaron boletos. Hubo empujones e intento de subir a un patrullero a una de las personas que más resistencia puso. Según las autoridades, el operativo continuará toda la tarde de este viernes 14 de diciembre del 2018 y continuará el sábado.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK