Compartir

Pichincha, Guayas y Manabí, las más castigadas con la muerte de mujeres en 2017. Pastaza, Morona, Carchi y Galápagos se muestran libres del maltrato.

Shutterstock

Rosa, Verónica, Cristina, Ruth, Jenny, Blanca, Jéssica, Ketherine, María… La lista es larga y solo incluye al género femenino. Mujeres que, aunque en su mayoría no se conocían, todas vivieron un martirio en común que las llevó a un trágico final.

Son un total de 69: madres, hijas, sobrinas, nietas, amigas, de entre los 15 meses de nacida y 72 años de edad que se convirtieron este año (del 1 de enero al 23 de julio) en las últimas víctimas del femicidio, en el país, según estadísticas oficiales.

No obstante de esa cifra, un informe elaborado por el Colectivo de Geografía Crítica del Ecuador y Fundación Aldea, que recoge el reporte de casos denunciados y publicados en diferentes medios de comunicación, detalla no solo los nombres de las víctimas. Además revela un número superior de mujeres muertas, producto de la violencia de género: 98.

En un conversatorio con la prensa, el ministro del Interior, César Navas, reconoció que hay un incremento del 50 % de femicidios en comparación al año pasado. Pero rescatan que en su mayoría ya están resueltos.

“Van en aumento debido al alto consumo de sustancias (especialmente la cocaína), aunque este no sea el único factor, sí es un gran desencadenante para que se desarrolle este tipo de femicidios”, dice la psiquiatra Julieta Sagñay, directora de la Clínica de la Conducta.

Lo más preocupante, señala, es el hecho de que la mujer no reconoce síntomas y permanece en la relación debido a la dependencia emocional que sufre y por la cual nunca ha recibido una ayuda profesional.

De acuerdo a su análisis, existen varios tipos de femicidios; pero principalmente, el íntimo que está relacionado directamente a una relación amorosa o de pareja con la víctima; y el no íntimo que puede producirse de cualquier atacante.

El documento resalta 20 de las 24 provincias donde se concentra el mayor número de casos; pero son Pichincha, Guayas y Manabí las que condensan el 52 % de los casos.

A la cabeza se ubica Pichincha con 20 mujeres asesinadas en manos de sus parejas, exparejas o conocidos. Catorce de los hechos ocurrieron en Quito, la capital de los ecuatorianos.

Tres de ellos en la parroquia El Quinche, donde Yudelkys, de 44 años, y sus dos hijas (de 15 y 21) -las tres origen cubano- fueron acuchilladas y quemadas por la expareja de la joven. El triple femicidio culminó con el suicidio del responsable.

Guayas se ubica como la segunda provincia violenta. Según Geografía Crítica, en esta provincia se han registrado 19 femicidios en lo que va del año; 6 de ellos en Guayaquil. Los demás repartidos en otros diez cantones, como Daule, Durán, Yaguachi, entre otros.

Fuente: Expreso