Compartir

Las brigadas Las Manuelas visitaron más de 1.000 hogares de personas con discapacidad en los cantones Jaramijó, Montecristi y Manta, como parte de la fase 1 de intervención integral, en la provincia de Manabí.

El Telégrafo

Durante los recorridos, acompañadas por Médico del Barrio entregaron 363 ayudas técnicas y se levantaron 835 registros sociales en esta zona. Las brigadistas llegaron a la vivienda de Emilio Zambrano, con 82% de discapacidad física producto de un derrame cerebral que sufrió hace cuatro años.

En la visita recibió atención médica y varias ayudas técnicas, ya que debido a su enfermedad no puede mover el lado derecho de su cuerpo. “La ayuda que nos brindan Las Manuelas mejorará la calidad de vida de mi esposo”, dijo Flora Burgos, esposa de Zambrano.

En el barrio Porvenir Alto, en Manta, visitaron a Ángel Arteaga, con 73% de discapacidad física causada por la diabetes, a quien también le entregaron asistencias técnicas. Paralelamente en Portoviejo, los gestores sociales de la Secretaría Técnica del Plan Toda una Vida (STPTV) realizaron una minga junto con los habitantes del proyecto habitacional San Alejo, como parte de la estrategia de intervención comunitaria.

Tres familias recibieron un reconocimiento público por el trabajo diario para consolidar el proceso de construcción de comunidad y junto con el resto de vecinos realizaron actividades para reforzar el código de convivencia inclusiva, participativa, ordenada, solidaria y emprendedora. Al finalizar, estas responsabilidades se plasmaron en carteles que se ubicaron en todo el proyecto habitacional y en el árbol de la vida de la manzana 5.

“Cuando llegué a San Alejo me di cuenta de todo el cariño que habían puesto en darnos una vivienda digna y segura”, dijo Jessica Teje, beneficiaria del proyecto. El trabajo de intervención comunitaria promueve la organización adecuada de los beneficiarios de los proyectos habitacionales para que cumplan con sus obligaciones y accedan a sus derechos. (I)

Fuente: El Telégrafo