Compartir

Luis Miguel sigue generando polémica por su actitud sobre los escenarios. El cantante ha sido ampliamente criticado por su último concierto en el Auditorio Nacional de Ciudad de México, el pasado lunes 10 de diciembre.

Instagram Oficial

El público manifestó su descontento en redes sociales por los 90 minutos de atraso en el inicio del show y, además, por el comportamiento extraño del “Sol de México”.

Según evidenciaron las grabaciones, el artista tarareó varias de sus canciones, gritó en exceso e incluso hubo oportunidades en que parecía no conocer la letra.

Los asistentes especularon respecto a un posible estado de ebriedad de Luis Miguel, ya que sus constantes vaivenes en el escenario parecían no ser normales.

Decenas de ellos solicitaron el reembolso de sus tickets por su show “incompleto y decepcionante”.