Compartir

La expresidenta de la Unión Nación de Educadores (UNE), Mery Zamora, llegó esta mañana a la Fiscalía para rendir su versión como denunciante de los delitos de falsa imputación, fraude procesal, delito de odio y delito al derecho de pensar diferente contra el expresidente Rafael Correa y el exfiscal general Galo Chiriboga.

Twitter

Vengo a ratificarme en que Rafael Correa durante ocho años me persiguió y desató todo un odio que se configura en un delito contra la mujer. (…) Vengo a demostrar cómo Rafael Correa, responsable político, y su principal instrumento Galo Chiriboga me persiguieron con todo el poder del Estado y todo el sistema judicial“, señaló Zamora.

El 29 de octubre pasado, la exlíder de la UNE reconoció su firma en la denuncia que colocó el 27 de septiembre último por cuatro delitos que dice se cometieron contra ella una “persecución política” que se desató en la década pasada. Zamora enfrentó un proceso judicial por terrorismo y sabotaje relacionado al 30S, en el que fue declarada inocente.

Chiriboga, uno de los denunciados, también fue convocado a rendir versión en el caso de Zamora, pero no llegó a la diligencia.

La exdirigente aseguró que el objetivo en este proceso es demostrar que cientos de lideres sociales en este país fueron víctimas de todo un proceso de persecución, de judicialización y criminalización de la protesta social. También buscan, dijo, demostrar que en esta persecución existieron responsables políticos, como Corea, a quien lo califica como quien manejaba el poder de justicia.

Sobre la denuncia interpuesta, en su momento el exfiscal Chiriboga manifestó que el caso de Zamora no lo llevó él, sino el fiscal provincial del Guayas. “No tengo nada que responder a eso. No hubo ninguna incidencia y jamás e influenciado en los fiscales para nada”, acotó.

Para Zamora la reparación integral que espera recibir es que los responsables de toda esta persecución sean sancionados con cárcel y que se sepa la verdad de lo que sucedió en la década pasada. Tiene que saberse, refirió, que se pretendió asesinar la imagen de Mery Zamora.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK