Compartir

Tras la fuga de Fernando Alvarado, el ministro de Justicia encargado, Paúl Granda, informó la tarde de este martes que presentó su renuncia tanto a la Secretaría de Gestión de la Política como al Ministerio de Justicia, al presidente Lenín Moreno, pero aún no la ha aceptado.

Twitter Asamblea Nacional

Además, Granda acudió ayer a la Fiscalía General del Estado y a la Contraloría para entregar el informe técnico de la empresa proveedora de los grilletes Ceiec sobre lo que sucedió con el dispositivo electrónico que usaba Alvarado.

“Entre el 28 de septiembre y el 13 de octubre, se registran 241 alertas de pulsera quitada. ¿En quince días se genera 241 revisiones de la pulsera?, imposible. Todas estas alertas nunca fueron reportadas a nadie. Nos engañaron, nos mintieron, hay una asociación ilícita que debe ser descubierta, el sistema debe ser investigado”, agregó Granda.

El ministro dijo que hay 103 grilletes con un comportamiento similar, de un total de 2.400 y todo esto debe ser investigado.

Alvarado no es un perseguido político. “Estamos ante un individuo astuto que nos engañó, no es un perseguido político… engañó al Estado de Derecho… De por medio están millones de dólares de los ecuatorianos”.

Finalmente, Granda confirmó que se ha separado el 21 de octubre a la Viceministra de Rehabilitación, subsecretarios, directores departamentales y se está investigado a un total de 48 funcionarios por este hecho.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK