Compartir

Debido a la falta de 1.738 millones de dólares para el pago de pensiones del 2016, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Iess) pagará ese monto con parte de los fondos de ahorros y de la venta de bienes y servicios, según consta en el presupuesto aprobado por la entidad el pasado miércoles.

Para poder cumplir con los pagos de las pensiones del próximo año, el Iess tomará parte de sus fondos de ahorros y venderá bienes y servicios, como terrenos o inmuebles, por 150 millones de dólares. Así consta en la resolución aprobada el pasado miércoles por el Consejo Directivo de la entidad, donde se proyecta que los gastos del organismo en 2016 ascenderán a 7.669 millones de dólares.

El documento también reza que, el próximo año, el Iess percibirá 1.616 millones de dólares en ingresos por aportes para el seguro de pensiones.

Esto se da, principalmente, debido a que, desde noviembre pasado, el fondo de pensiones recibe menos ingresos por cambios en la normativa. Esta decisión fue tomada en ausencia del vocal de los empleadores ante el Consejo, Felipe Pezo, y un día después de que la vocal de los afiliados a la entidad, Paulina Guerrero, fue destituida. Esta medida fue criticada por un sector de los jubilados y de trabajadores, así como por asambleístas de oposición.

Según el presupuesto del Iess, tanto los ingresos por aportes como los gastos de salud se incrementarán en más del 50 % en el 2016. Asimismo, el organismo informó que en este año se tenía programado pagar 751 millones de dólares a prestadores externos.