El expresidente de Perú Alberto Fujimori volvió a ser recluido en prisión luego de permanecer más de 100 días internado en una clínica en Lima.

Foto desde: BBC Mundo

Fujimori cumple una condena de 25 años de cárcel por violación de los derechos humanos durante su gobierno entre 1990 y 2000.

El expresidente, sin embargo, estaba internado en una clínica desde octubre de 2018 por una afección cardiaca.

La Corte Suprema de Perú dijo la semana pasada que una junta de médicos evaluó a Fujimori y determinó que la salud del exmandatario es estable, por lo cual ordenó su traslado a prisión.

Así fue que la noche del miércoles, Fujimori, de 80 años, abandonó la clínica Centenario en una camioneta blanca junto a su hijo menor Kenji.

La camioneta iba escoltada por la policía y varios simpatizantes se reunieron en el lugar para pedir la libertad del expresidente.

Fujimori fue trasladado al penal Barbadillo, en el que estuvo internado del 2007 al 2017 cumpliendo su condena.

“(Fujimori) ya está en el penal y allí va a continuar la privación de su libertad”, dijo el jefe del Instituto Nacional Penitenciario, Carlos Romero, a la radio local RPP. El funcionario dijo que Fujimori dispondrá de un médico y tres enfermaras que se turnarán para cuidar permanentemente al expresidente.

Fuente: BBC Mundo – Nota Original: LINK