Compartir

Seis personas fueron detenidas en un operativo en Guayas y Santa Elena. Cerca de 6.000 clientes realizaron transacciones ficticias para evadir los impuestos.

El Telégrafo

La madrugada de este martes fue desarticulada una red que habría creado 64 empresas fantasmas, las cuales emitían facturas falsas a 5.954 clientes, dejando un perjuicio para el Estado de aproximadamente $ 200 millones.

El operativo se realizó en las provincias de Guayas y Santa Elena, donde fueron allanados 11 inmuebles y detenidas seis personas como sospechosas de defraudación tributaria, delincuencia organizada, lavado de activos, entre otros delitos.

Leonardo Orlando, director del Servicio de Rentas Internas (SRI), manifestó que durante meses se trabajó en las investigaciones de este caso denominado ‘Cabecilla’, considerado el más grande de los operativos que se han llevado hasta el momento en empresas fantasmas o de papel.

“Esto genera un perjuicio en el Impuesto a la Renta (IR) y el Impuesto de Valor Agregado (IVA) en alrededor de $ 200 millones solo de impuestos, sin contar intereses”, afirmó Orlando y señaló que el dato se desprende de los $ 600 millones facturados por las 64 firmas ficticias.

El funcionario informó que entre 2010 y 2016 se identificaron a 512 empresas fantasmas que registran 2.130 millones de transacciones ficticias a 15.719 clientes generando un perjuicio para el Estado, solo en capital es de $ 655 millones, de los cuales se han recuperado alrededor de $ 370 millones. En ese lapso la Administración Tributaria regularizó a más de 8.000 contribuyentes.

Fuente: El Telégrafo