Compartir

Rocío González de Moreno, presidenta del Comité Interinstitucional del Plan ”Toda una Vida”, mantuvo una reunión con niñas de distintos puntos del país este lunes en conmemoración del Día Internacional de la Niña y como parte de la política del Diálogo Nacional.

El Telégrafo

”Estamos en un Gobierno de diálogo porque creemos que las niñas deben tener un espacio para que expongan sus propuestas y que sus dudas puedan ser resueltas por las autoridades”, afirmó González.

Algunos de los temas tratados fueron la violencia de género vivida en su hogar, recinto o comunidad y el embarazo adolescente. María Alejandra Vicuña, vicepresidenta (e), señaló que una de las soluciones a estos problemas es que las niñas y niños reciban una información adecuada y puedan conversar de una forma abierta y directa con sus padres, para denunciar además casos de violencia que les afecte.

Ellas solicitaron ser incluidas en la ”Ley para la Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres” que se discute en la Asamblea, para que tengan una sección específica a fin de atender la problemática de la niñez.

Lisbeth Chiliquinga, de Chimborazo, mostró su preocupación al no contar con escuelas y colegios cercanos a su comunidad, y a esta petición se unió la de María Santa Cruz, de Santa Elena, que señaló la importancia de una educación de calidad en el bachillerato que les permita ingresar sin contra tiempos a la universidad.

Rocío de Moreno hizo énfasis en la importancia del acceso universal a una educación de calidad desde los primeros años de vida, así como la autoeducación y preparación que puede llegar a tener cada persona con la facilidad de la tecnología. ”Lo adecuado es que todos acudan al sistema escolar y puedan llegar a la universidad, sin embargo quienes no logren acceder al tercer nivel pueden autoprepararse y ser personas emprendedoras”, enfatizó.

En el diálogo también participaron Iván Espinel, ministro de Inclusión Económica y Social; Irina Cabezas, secretaria del Plan ”Toda una Vida”; y Andrea Sotomayor, ministra del Deporte.

Fuente: El Telégrafo