La cantante Sinéad O'Connor, quien volvió a ser recientemente objeto de debate por su sorprendente conversión al islam, ha recurrido a su perfil de Twitter para dar la voz de alarma ante la posibilidad de que su hijo Shane, fruto de su extinta relación con el músico irlandés Dónal Lunny, lleve dos días en paradero desconocido tras haber pasado la noche en casa de un amigo.

“Mi dulce niño de 14 años ha desaparecido y no he sabido nada de él en los últimos dos días. Si eres uno de los padres en cuya casa se quedó recientemente, o en la que permanece, por favor póngase en contacto con la comisaría de policía de Dundrum, Irlanda. No avisar a las autoridades equivale a no prestar ayuda”, ha alertado en su cuenta de la plataforma.