Compartir

La Unión de Cooperativas de Taxistas de Pichincha aseguró que uno de los problemas de la circulación de taxis informales en la ciudad, es la falta de seguridad ciudadana. Según declaraciones del Municipio de Quito, se incrementará el control y se detendrá a los vehículos informales.

En la capital, según la Unión de Cooperativas de Taxis de Pichincha, existen 14 617 unidades legales, de las cuales 7.500 pertenecen al este gremio. Lo que preocupa es la cantidad de taxistas informales que existen en la ciudad.

El presidente de la Unión de Cooperativas comentó que, debido a que existen unidades que circulan sin los permisos adecuados, no se puede garantizar la seguridad ciudadana. “Existe un taxi legal que cuenta con un número de registro otorgado por el Municipio, lo que hacen los taxis ilegales es plagiar ese número con calcomanías falsas, por lo tanto el usuario no puede saber a ciencia cierta si se está subiendo a un taxi legal o ilegal”, afirmó el presidente de Unión de Cooperativas.

Debido a esta problemática, el gremio de taxis legales decidió tomar medidas a manera de protesta, incluso para combatir la inseguridad que existe actualmente. De igual manera, aseguraron que esperarán hasta el 15 de diciembre para que el Municipio de Quito cumpla lo dicho sobre los vehículos informales, de lo contrario, estarían dispuestos a tomar acciones, incluso realizar una movilización a nivel nacional.

Sin embargo, por su parte, el grupo de taxistas informales señaló que el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, en campaña electoral, ofreció realizar los procedimientos para la regularización de estas unidades para de esta forma, también, garantizar la seguridad de los quiteños.