Compartir

Liga de Quito no podrá jugar en su estadio en la fecha 22 de la segunda etapa del campeonato. El motivo es que la Comisión de Disciplina de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) decidió suspender al club por el hecho de que en la jornada pasada hubo un hincha 'albo' herido de una puñalada en el Olímpico Atahualpa.

Este martes por la tarde, el presidente de la Comisión Álex De La Torre, había anticipado que había una probabilidad de que el equipo blanco sea suspendido por el incidente suscitado entre sus propios hinchas.

Después, alrededor de las 18:50, el mismo De La Torre lo confirmó. “Liga (de Quito) no puede jugar de local en su provincia el domingo (ante Independiente)”, señaló el ahora vicepresidente de la FEF.

‘Albos’ analizan jugar en Ibarra

El principal dirigente de Liga de Quito, Esteban Paz, tras conocer la resolución que el estadio de Ponciano no podrá acoger la última fecha de la segunda etapa, éste criticó a los “malos hinchas” y confesó que ya se está buscando estadio para medir al Independiente del Valle.

“A estos criminales hay que prohibirles el ingreso al estadio de por vida; nos han hecho mucho daño. Me siento avergonzado que estos supuestos hinchas digan que son fieles seguidores de Liga”, enfatizó Paz en una radio de Quito.

Sobre la posibilidad de ver una sede fuera de la provincia de Pichincha, el directivo ‘albo’ reveló que ya se está gestionando en la provincia de Imbabura.

“Estamos buscando localía. Vamos a ver cómo está la cancha en Ibarra. Y es que el trasladar la localía es un perjuicio para los hinchas, debemos trasladar taquillas, todo es muy complejo”, indicó Paz.