Compartir

Las autoridades griegas y los habitantes de Zante confirmaban el viernes los daños materiales provocados por un intenso terremoto que sacudió durante la noche del jueves esta isla turística griega en el Mar Jónico sin provocar víctimas.

EFE

La magnitud del sismo fue de 6,8, anunció el instituto geológico estadounidense USGS, mientras que el Observatorio de Atenas estimó su intensidad en 6,4. La mayoría de los habitantes de esta isla en el oeste de Grecia, una zona conocida por su intensa actividad sísmica, salieron de sus casas cuando sintieron el terremoto y pasaron la noche en la plaza principal de la localidad de Zante, capital de la isla con el mismo nombre.

Salimos y pasé la noche en la casa prefabricada de mi hijo”, explicó a la AFP Aguéliki Glava, una mujer de unos setenta años que vive en un inmueble con tres pisos. Reconstruida tras un terremoto devastador de 6,4 en 1953, que provocó más de 400 muertos, Zante dispone de unas estrictas normas de construcción antisísmicas, recordó el alcalde de la capital de la isla, Pavlos Kolototsas.

Se trata de un terremoto sin precedentes en los últimos años (…) pero afortunadamente solo cayeron algunas rocas, sin provocar heridos”, dijo el alcalde en declaraciones a la emisora de radio griega RealFM.

Un ruido increíble

Después del terremoto, se cortó la electricidad en Zante y esta tardaría unas horas en ser restablecida, informaron los bomberos. “No se produjeron daños importantes en las casas, según las primeras informaciones”, aseguró a la AFP un miembro del servicio de prensa de los bomberos. El sismo también tuvo un cierto impacto en la Grecia continental e incluso en Malta y Libia.


Fuente: El Comercio Nota Original LINK