Aleks Syntek mandó una carta a la Unicef mediante redes sociales para justificar su comportamiento en Twitter y reiterar su compromiso con la infancia.

Facebook Oficial

“Estoy consciente de que la dinámica y los ritmos acelerados de vida actual, nos presentan a cada momento nuevos retos y oportunidades para crecer como seres humanos”, reza el comunicado. Prosigue: “En este sentido, mi preocupación por cualquier expresión (incluyendo las musicales) que denigre a las mujeres, a los niños o a los jóvenes, me han llevado en ocasiones a hacer pronunciamientos públicos con la única finalidad de promover el mejoramiento de nuestro entorno y de buscar que se garantice el respeto y el sano ejercicio de los derechos de todos”.
Luego de estas palabras, Syntek aclaró que en ocasiones “su pasión” lo ha llevado a hacer críticas “demasiado duras”, sin embargo, le gustaría seguir trabajando con Unicef.