Compartir

Angelina Jolie viajó a Bangladesh en su figura como 'enviada de buena voluntad' de la ONU, y visitó el campamento de refugiados más grande del mundo.

Instagram Oficial

La actriz ha recorrido el campamento para enterarse de las necesidades de estas personas, y en qué condiciones se encuentran, ya que se autorizarán más de 920 millones de dólares para la atención de casi un millón de refugiados rohinyá en Bangladesh.

Los rohinyá son musulmanes, y huyeron de Birmania, de mayoría budista, por temor a ser masacrados por motivos de limpieza étnica ordenada por el gobierno de ese país.

Angelina tiene años colaborando con la ONU en este tema de refugiados por la violencia en diferentes partes del mundo, sobre todo en África.