Compartir

Las últimas informaciones que se habían hecho públicas sobre el tenso divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie apuntaban a que el exmatrimonio había conseguido llegar a un acuerdo temporal sobre la custodia de sus seis hijos en común el pasado verano, pero parece que finalmente las negociaciones al respecto han fracasado y los dos actores se verán las caras en el juzgado el próximo mes de diciembre.

Esta semana, ambos presentaron los documentos legales pertinentes solicitando que se prolongue hasta junio de 2019 el período que les había sido otorgado para solucionar los detalles de su separación, bajo la tutela del mismo juez que había seguido su caso y que se encargará de escuchar todas las peticiones y propuestas antes del juicio; que también presidirá.

En ese mismo proceso también se decidirá el reparto de los bienes de la antigua pareja a falta de un acuerdo prematrimonial.