Compartir

La doble deducibilidad del costo de un nuevo empleo que se genere es una de las medidas que el ministro Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, Vinicio Alvarado, anunció como incentivo para el mantenimiento y la generación de trabajo.

Ayer Alvarado se reunió con otros ministros del área productiva y representantes del sector privado en Cuenca, para analizar las ventajas de la Ley de Alianza Público-Privadas y las medidas para mantener y generar nuevos empleos.

Mencionó que la disposición más importante es la aplicación del incentivo de la doble deducibilidad por cada nuevo empleo que se genere. “A partir de hoy, cualquier empresa, sin ninguna condición, que aumente su planta de trabajadores, el costo de ese empleado con sus adicionales de afiliación al IESS, etc., puede ser deducible por 2, es decir, ponerle al gasto como si fueran 2 empleados”.

Lo que se busca es analogar, en casos excepcionales, la exoneración del pago de anticipo del Impuesto a la Renta, bajo condición de que se mantenga el empleo. “Si hubieran sectores que por circunstancias excepcionales tuvieran dificultades marcadas, podríamos analizar la exoneración del adelanto del impuesto a la renta en la medida en que se comprometan a mantener el empleo”, acotó.

En la cita se anunciaron  nuevas modalidades contractuales. Eduardo Egas, ministro de Industrias y Productividad, explicó que los sectores artesanal, turístico y pesquero podrán sumarse a la contratación  de personal bajo la modalidad de trabajos discontinuos.

La medida, que se aplica ya al sector agropecuario, de transporte y giro de negocios,  permite contratar a una persona de manera discontinua cuando exista mayor demanda de servicios o producción.

Además, por parte del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, se plantearon dos medidas para las empresas acreedoras del Estado: los convenios por mora y la generación de un crédito a partir del BIES a través de una tasa preferencial.

Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, señaló que estos mecanismos son necesarios para afrontar la situación económica en 2016.

Ayer también se suscribió 4 contratos de inversión, aprobados en sesiones anteriores, por $67,1 millones, y el Consejo Sectorial aprobó 7 nuevos contratos por $105 millones.