Compartir

El Concejo Metropolitano de Quito aprobó anoche no elevar el costo de los impuestos prediales para 2016, propuesta hecha por el alcalde Mauricio Rodas días antes y que había sido conocida en primer debate la tarde del lunes.

La aprobación de ayer se dio con los votos a favor de 11 ediles, a los que se sumó el del propio burgomaestre. Hubo 9 votos en blanco: 8 del bloque de Alianza PAIS (hubo una ausencia) y uno de la concejala independiente Ivone Von Lippke.

AP señala que la propuesta del alcalde Rodas, de mantener los niveles de prediales del año anterior, generaría un hueco en el presupuesto aprobado el pasado 10 de diciembre.

El bloque de Gobierno, junto a la concejala Ivone Von Lippke, planteó la posibilidad de reformar el presupuesto de inmediato y no esperar a la reforma de ley en junio. En dicho presupuesto se establecía un aumento de $ 7,7 millones en ingresos de prediales. Ese sería el faltante.

Jorge Albán (foto), coordinador del bloque de AP, señaló que la argumentación para mantener el nivel de prediales fue débil.

Ivone Von Lippke propuso a la Alcaldía bajar los gastos en publicidad ($ 11 millones en total, según ella) para tapar el hueco que quedaría en el presupuesto para 2016.

El pasado 25 de noviembre, la Secretaría del Concejo Metropolitano de Quito recibió del alcalde Mauricio Rodas el proyecto de ordenanza para la regulación de los impuestos prediales para el año 2016. En el documento, el ejecutivo capitalino establece entre sus fundamentos que “la actualización general del catastro, como de la valoración de la propiedad urbana y rural, debe realizarse obligatoriamente cada bienio (…)”.

El proyecto justifica aquello en la necesidad de los gobiernos autónomos descentralizados de “(…) conforme los cambios sociales y económicos de su territorio, proveerse de los recursos económicos acordes a dicha realidad (…)”.

Esto guarda relación con la ordenanza aprobada el 10 de diciembre sobre el presupuesto municipal para el próximo año. En dicha propuesta, hoy en vigencia, la Dirección Metropolitana Tributaria y la Administración General del Municipio establecen entre los ingresos esperados la revisión del catastro capitalino.

Debido a ello, la Alcaldía preveía un incremento de alrededor de $ 7,4 millones en la recaudación por concepto de impuestos prediales durante los próximos 12 meses. Y bajo esos preceptos fue aprobada la proforma de ingresos y egresos del Cabildo para el año siguiente.

El concejal Jorge Albán afirmó que el manejo del tema por parte de la Alcaldía capitalina “es de tipo político, porque toda la campaña (Rodas) ofreció que bajaría los impuestos y si se revisa el catastro, obviamente, los prediales suben”.

Albán añadió que el bloque está de acuerdo con “el proceso de revalorización de predios porque (así) lo manda la ley y es un instrumento que permite acercar los precios catastrales a los reales”.