Compartir

La resolución que aprueba el cambio en el aporte que realizan afiliados y empleadores al Seguro Social, para reducir los recursos que recibe el Seguro de Pensiones y solucionar la grave situación financiera por la que atraviesa el Fondo de Salud, ha generado diversas opiniones a favor y en contra. En "Más Allá de los Hechos" se analizó el tema para conocer los motivos e implicaciones que tiene la medida.

El pasado 17 de noviembre, el Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) aprobó una resolución para cambiar el aporte que realizan los afiliados y empleadores, lo cual no implicará un incremento del aporte, sino una redistribución interna de los fondos, según explicó el titular del organismo, Richard Espinosa. Esta medida busca reducir los recursos que recibe el Seguro de Pensiones para solucionar la grave situación financiera por la que atraviesa el Fondo de Salud,  el cual cubre las atenciones médicas de los afiliados y los jubilados.  En el análisis semanal de “Más Allá de los Hechos” se trató a profundidad este tema para conocer las causas de la medida y qué implicaciones podría tener en la Seguridad Social.

Omar Serrano, exdirector del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) y presidente de la Asociación de los afiliados; Marllely Vásconez, asambleísta por Alianza PAIS y presidenta de la Comisión de Derechos de los Trabajadores; y Felipe Pezo, vocal del Consejo Directivo del IESS; se refirieron a este tema que, según las autoridades, pretende dar sostenibilidad al Seguro, mientras que para otros solo la resta.

Omar Serrano explicó que la medida tomada es ilegítima ya que las decisiones en la Seguridad Social se deben tomar entre el Ejecutivo, los trabajadores y los empleadores. “Para esta decisión no estuvo presente el representante de los empleadores, por no estar de acuerdo, y el representante de los trabajadores no fue quien era titular del cargo, ya que misteriosamente la titular (Paulina Guerrero) fue destituida el día anterior, quien había manifestado también su oposición a la medida”, indicó Serrano y criticó que en la misma sesión donde se posesionó al nuevo vocal, él mismo apoyó la medida, por lo que Serrano cuestiona: ¿cómo puede alguien que asume un cargo ese mismo día tomar una decisión para la cual se requiere leer cientos de hojas de información?” y agregó que :“me parece irregular, por decir lo menos”.

Serrano refirió que con esta resolución se pretende “tapar un hueco que es ya enorme, abriendo otro”, ya que se tomarían los fondos de pensiones para cubrir el déficit del de salud que, según Richard Espinosa, llegaría a 700 millones de dólares. Recordó que el fondo está para asegurar las pensiones de los afiliados en el mediano y largo plazo, por lo que “no debe ser tocado en el corto plazo”. Advirtió que de esta manera se perjudicará no solo al Fondo de Pensiones, sino también al Biess, ya que este opera con la liquidez de las pensiones. “El Biess no podrá causar impacto en la economía nacional y se verá debilitado”, puntualizó.

Por otro lado, Marllely Vásconez, manifestó que se ha pedido información a Richard Espinosa para conocer qué fue lo que motivó a hacer esta redistribución. “Lo que he escuchado es que en el Fondo de Pensiones y el de Riesgos existe superávit, mientras que en el de Salud hay déficit, y en función de eso se hace la modificación interna”, comentó. Vásconez recordó que la medida es temporal y que se pretende garantizar la sostenibilidad del Seguro Social. “En el supuesto de que el informe actuarial no satisfaga las inquietudes, podemos llamar para que se nos explique a detalle las decisiones que se han tomado”, y acotó que “estas modificaciones no solo se las han hecho ahora”.

Vásconez aseguró que “hasta donde hemos revisado no existe incumplimiento legal, sin embargo seguiremos estudiando el tema”, e hizo un llamado para que cualquier duda sea presentada al Seguro, ya que “el IESS siempre ha estado dispuesto a entregarnos la información pertinente”.

Por último, Felipe Pezo compartió el criterio de Serrano, pues afirmó que con esta medida de redistribución, “el Biess tendrá menor capacidad para invertir en préstamos hipotecarios, préstamos quirografarios y bonos del Estado”. Además, advirtió que “con esta nueva fórmula de reparto, estimamos que los ingresos por aportes no pasarán de 1.600 millones de dólares”. Pezo finalizó indicando que “la Ley tiene clara una fuente de la cual debería financiarse, la cual no se ha cumplido en estos 14 años”.