Compartir

Con miras a las próximas elecciones, el Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Consejo Nacional para la Igualdad de Pueblos y Nacionalidades (CNIPN) firmaron un convenio para la participación política de estos sectores en procesos electorales, así como en la construcción de normativas.

El Telégrafo

El convenio promueve también la coordinación interinstitucional de acciones en beneficio de los pueblos y nacionalidades en las áreas de transverzalización, capacitación y estudios sobre democracia participativa, principalmente.

Dentro del convenio, se elaborará un proyecto de interculturalidad que articule procesos de incidencia política y capacitación para el fortalecimiento del sistema democrática.

El titular del organismo electoral, Juan Pablo Pozo, indicó que el acuerdo permitirá la democracia Comunitaria, por eso, puso a disposición las instalaciones de las todas las delegaciones para fomentar los principios del convenio. Agregó que el acuerdo exige a los funcionarios del CNE dejar el escritorio y salir al territorio. La idea, según él, es que las nacionalidades y pueblos tengan poder de decisión.

En cambio, Rodrigo Collahuazo, presidente del CNIPN, indicó que el convenio debe aterrizar en las comunidades y no solo quedarse en lo estatal. “El convenio nos puede ayudar en la trasversalizacion de las políticas, en la formación de los pueblos y nacionalidades, en democracia participativa (…)”.

Para el funcionario, el reto de las nacionalidades es construir ítems estratégicos a mediano plazo para que los pueblos, por ejemplo, puedan participar en cargos administrativos dentro del CNE.

Destacó que el convenio puede ayudar a la construcción de las reformas al Código de la Democracia. Otro reto que existe es que el CNE vaya a las comunidades y nacionalidades para que instalen recintos electorales cuando hayan elecciones.

Fuente: El Telégrafo