Compartir

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) notificó al Deportivo Cuenca que no podrá jugar en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, su sede en la capital azuaya, el partido de octavos de final de la Copa Sudamericana, debido a que no cumple con un requisito. El Rodrigo Paz es una opción para acoger a los morlacos.

“De acuerdo al reglamento de la Copa Conmebol Sudamericana 2018, el aforo de los estadios a partir de octavos de final debe ser para 20 mil espectadores. Lastimosamente el estadio de Cuenca no cumple ese requisito”, se explicó en la cuenta de Twitter de la institución, del porqué no jugará de local en esa instancia.

El coordinador de los morlacos, Juan Manuel Durán, contó que la capacidad del Alejandro Serrano es de unos 15.600 aficionados, según datos de la municipalidad cuencana.

Con este panorama, el directivo indicó que la idea es buscar un escenario en una ciudad de altura, y que el técnico Richard Páez ha sugerido el Rodrigo Paz, de propiedad de Liga de Quito. Aunque tampoco descartó la posibilidad del Olímpico Atahualpa.

Deportivo Cuenca accedió a octavos de la Sudamericana, tras eliminar en las dos fases iniciales a Sportivo Luqueño de Paraguay y a Wilstermann de Bolivia. En la tercera, tendrá como rival a Fluminense de Brasil o Defensor de Uruguay, equipos que disputan la clasificación.

Fuente: El Universo