Compartir

El desplome de una tarima metálica en el cantón Tisaleo, provincia de Tungurahua, dejó al menos tres personas fallecidas y cerca de 50 heridos cuando disfrutaban de una competencia de rally.

El Telégrafo

El vocero de la Gobernación de Tungurahua, Ramiro Vela, confirmó a Radio Pública FM el deceso de las tres personas. Serían dos adultos y un niño.

Para las 12:00 de ayer estaba prevista la semifinal nacional de la válida 4×4 Autocross, con la cual cerraban las celebraciones por los 30 años de cantonización.

Al evento estaban convocados los mejores corredores de Pichincha, Cotopaxi, Bolívar, Pastaza, Chimborazo, Tungurahua, por lo que la competencia registró una masiva asistencia.

Sin embargo, el accidente empañó las fiestas de la localidad, ubicada a 25 minutos de Ambato. A las 12:25 el ECU-911 Ambato recibió la alerta. Según los primeros reportes, el graderío metálico en el que se ubicaron alrededor de 80 espectadores colapsó. Las autoridades investigan las causas.

El informe preliminar señala que los heridos, cuyo número ascendería a 50, fueron atendidos por los Cuerpos de Bomberos de Tisaleo, Quero, Cevallos y Ambato. En la emergencia también intervino la Cruz Roja y la Policía Nacional para colaborar con el rescate de las víctimas, que fueron trasladadas a los hospitales de Pelileo, Regional de Ambato, Municipal de Ambato, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social y clínicas privadas del sector.

La Gobernación de Tungurahua activó las mesas técnicas de trabajo (MTT2) debido a la emergencia, para coordinar el manejo de los recursos y la atención de los afectados y brindar el apoyo correspondiente a sus familiares.

La MTT2 la conformaron representantes de la Intendencia, Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) y la Coordinación Zonal 3 del Ministerio de Salud. A través del sistema de videovigilancia, el ECU-911 realizó un monitoreo constante de las vías para supervisar el desplazamiento de las ambulancias que atendieron la emergencia y garantizar que llegaron a sus destinos.

A través de las redes sociales circularon imágenes del incidente. Medios locales informaron que al evento asistieron aproximadamente 300 personas.

Fuente: El Telégrafo