La policía de Nueva Delhi detuvo, la tarde de este domingo 8 de diciembre, al propietario de la fábrica, en la que se declaró un incendio de madrugada que causó 43 muertos y 16 heridos; la mayoría, trabajadores que dormían en el edificio.

incendio-nueva-delhi
El incendio de Nueva Delhi acabó con la vida de 43 personas. Crédito: EFE

Una portavoz de la policía, Monika Bhardwaj, informó a los medios de que el dueño, identificado como Rehan y “su gestor Furkan han sido arrestados. La policía también está interrogando a los hermanos de Rehan (Shan e Imran), (y) también estamos buscando a quienes dirigían la fábrica”.

“Con la información que tenemos, no hay posibilidad de recuperar más cuerpos”, agregó Bhardwaj en unas declaraciones recogidas por la agencia ANI.

Ese medio también señala que contra los detenidos se ha abierto una causa bajo la sección 304 del Código Penal indio, que castiga a todo aquel que cause la muerte de una persona por un acto de negligencia y que puede acarrear penas de hasta dos años de prisión y multas.

Los bomberos, que se desplazaron hasta el área de Anaj Mandi, al oeste de la capital india, rescataron con vida a 62 personas, 16 de ellas heridas, según señaló su portavoz, Atul Garg, quien agregó que la mayoría de las víctimas se vieron afectadas por la inhalación del humo.

Aunque aún se investigan el origen de suceso, el ministro de Aviación Civil de la India, Hardeep Singh Puri, apuntó esta mañana a que la “causa inicial del fuego” fue un “cortocircuito”.

Numerosas personalidades políticas de la India expresaron sus condolencias a las familias de los fallecidos y a los heridos, entre ellas, el primer ministro, Narendra Modi, quien escribió en Twitter que “las autoridades están brindando toda la asistencia posible en el lugar de la tragedia”.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM Mundo