Compartir

Agentes de la unidad antiterrorista de la policía metropolitana detuvieron este domingo a 12 personas por el atentado que la noche anterior provocó en Londres 7 muertos, más los agresores, y que la primera ministra británica Theresa May atribuyó al extremismo islamista.

CNN

Las detenciones se produjeron en el barrio de Barking, en el este de la capital británica, en conexión con los incidentes de la noche pasada en London Bridge (Puente de Londres) y en la zona de Borough Market.

Tres hombres atropellaron con su furgoneta a los transeúntes que caminaban por el famoso Puente de Londres, antes de abandonar el vehículo y lanzarse a acuchillar a gente en Borough Market, una zona llena de bares y restaurantes en torno a un mercado. La policía abatió a los tres hombres tan sólo 8 minutos después de recibir el primer aviso del incidente.

La jefa de la policía londinense, Cressida Dick, informó de 48 personas hospitalizadas. Entre los heridos figuran un español, con heridas leves, cuatro franceses y un australiano. Al término de una reunión extraordinaria de su comité de seguridad, May dijo que el país se enfrenta “a una nueva forma de amenaza” en las que los autores de los atentados “se copian unos a otros” y se inspiran en la “malvada ideología del extremismo islamista”. “El terrorismo alimenta al terrorismo y los autores pasan al acto, no basándose en complots cuidadosamente preparados, sino que son agresores que se copian los unos a los otros utilizando los medios más ordinarios”, dijo May en Downing Street tras una reunión extraordinaria de su comité de seguridad.

Vencer a la ideología islamista “es uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo”, aseguró, estimando que la respuesta no debe ser sólo lanzar operaciones antiterroristas continuamente, sino que hay que trasladarla al terreno de las ideas y a internet “para evitar la propagación”.

Fuente: El Telégrafo