Compartir

El canciller Guillaume Long visitará el jueves el Vaticano, para entregar una misiva con la propuesta que lidera Ecuador sobre la eliminación de los paraísos fiscales, donde los grupos económicos de los países evaden sus responsabilidades fiscales perjudicando las economías nacionales.

El Telégrafo

“Necesitamos una economía ética, una economía que pone en primer lugar los seres humanos. Los paraísos fiscales son todo lo contrario a una economía ética. Estos concentran la riqueza en pocas manos y socavan el desarrollo.

Por ello hemos puesto en marcha el Pacto Ético en Ecuador y esperamos que avance un debate global sobre cómo podemos erradicar esta práctica inmoral”, sostuvo el Ministro de Relaciones Exteriores previo a su viaje.

La visita a la Santa Sede se da a una semana de que el Primer Mandatario ecuatoriano haya anunciado la intención de convocar a una consulta popular, a la par de las elecciones de febrero de 2017, para que se emita una normativa legal que impida que personas que tengan dineros en paraísos fiscales no puedan ser dignatarios de elección popular o funcionarios públicos.

Según datos actuales, en Ecuador 1.850 empresas tendrían unos 30 000 millones de dólares en paraísos fiscales. La propuesta para la eliminación de estas zonas de evasión fiscal será presentada en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre próximo en Nueva York.

El presidente de la República, Rafael Correa, a través de una misiva a la organización Oxfam indicó que: “Ecuador ha decido enfrentar el tema con absoluta fuerza. Buscamos que no haya más paraísos fiscales, para eso vamos a llevar el tema a la ONU, ya estamos en contacto con el G77”.

Entre otras actividades en Italia, el Canciller se reunirá con la comunidad ecuatoriana migrante residente en ese país.