A sus 55 años, Yuri sigue demostrando su gran talento sobre los escenarios.

Periódico Síntesis

En esta oportunidad, la intérprete mexicana se lució en el cierre de la segunda jornada del Festival de Viña del Mar, el que ha visitado en cuatro ediciones anteriores.

La artista cumplió con su promesa y deleitó a la Quinta Vergara con un repertorio cargado de éxitos de su vasta trayectoria.

Canciones como “Este amor ya no se toca”, “Detrás de mí ventana”, “Todo mi corazón” y “Amiga mía”, fueron coreadas por el público.

Tras una hora de su espectáculo, los animadores interrumpieron a la cantante para entregarle los máximos galardones, lo que provocó las lágrimas de Yuri.