Compartir

En el análisis semanal de Más Allá de los Hechos, Francisco Alarcón, presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil; Pablo Zambrano, analista económico y José Hidalgo, director general de Cordes, se refirieron al levantamiento progresivo de salvaguardias.

En el análisis semanal de Más Allá de los Hechos, Francisco Alarcón, presidente de la Cámara de Industrias y director general de la Corporación de Estudios para el Desarrollo de Guayaquil; Pablo Zambrano, analista económico, y José Hidalgo (Cordes) se refirieron al  levantamiento progresivo de salvaguardias.

Francisco Alarcón, presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil, afirmó que el levantamiento progresivo de salvaguardias es una buena noticia porque se restituiría la normalidad en el sector económico. “La medida de las salvaguardias ha afectado a toda la economía, no solo a ciertos sectores”, comentó.

Indicó que lo más importante para que este hecho tenga un efecto positivo, es que esta medida no sea reemplazada por otra de obstáculo al comercio.

Alarcón señaló que esta medida claramente apuntaba a objetivos del Gobierno por el tema de balanza de pago, cuya  meta, a corto plazo, era nivelar la balanza de pagos; sin embargo, “la medida no fue la mejor. Estas medidas no son, no fueron ni será necesarias.”, precisó.

Para el empresario, lo más importante es atraer capital, pues cuando ingresa dinero también se nivela la balanza de pagos. Además, cree que es primordial asegurar los mercados y la competitividad del sector. “Estamos llenos de impuestos. Hay que mostrar un respeto por los inversionistas actuales. La confianza es de lo que más adolece el país en estos momentos”, finalizó.

Por su parte, Pablo Zambrano, analista económico, dijo que la medida de las salvaguardias no han cumplido los objetivos. El año pasado, por ejemplo, hubo 700 millones de dólares en inversión, una cifra totalmente infima, según el experto. “Lo que hicieron es encarecer y darle el sentido a la población para que dispare sus compras en Colombia”, subrayó.

Zambrano considera que la inversión extranjera no viene porque ubican al país como una “sucursal chavista”. Más efectiva fue la medida de la amnistía tributaria, aseguró y comentó que algunas circunstancias graves se han dado por cuestiones de un modelo económico que está agotado.

“En lugar de tanta salvaguardia, el Gobierno debería reducir el gasto aún más. No solo de inversión pública puede vivir una economía. Las inversiones también son gastos. Hay demasiada burocracia y hay gente que no está aportando para que el país logré salir de esta situación”, agregó. Según el experto, una de las soluciones sería acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI), pero ve difícil que el Gobierno, por motivos ideológicos, acuda a este organismo.

Para finalizar, José Hidalgo, director general de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), aseguró que, en 2016 la economía en vez de mejorar va a empeorar, además de reflejarse una caída en el consumo privado.  “Creemos que no hay factores que nos permitan suponer que la economía tendrá un mejor desempeño que en 2015”, puntualizó.

El experto considera que el disparador de la situación económica actual es la caída del precio del petróleo y el impacto que está sintiendo el Ecuador es más fuerte que el de otros  países. Además, afirmó que  el modelo económico es el gran causante de que Ecuador sufra un decrecimiento. “Vamos a tener que acostumbrarnos a una economía más pequeña, es decir, una caída en el consumo”, expresó. Además, comentó que en 2016 será difícil que la inversión privada pueda compensar la inversión pública.

IMAGEN REFERENCIAL THINKSTOCK
IMAGEN REFERENCIAL THINKSTOCK