Moseñor Claudio Celli, enviado del papa Francisco para el diálogo entre el gobierno y la oposición en Venezuela, instó a las partes este domingo a hacer gestos que evidencien su voluntad de avanzar en este camino y dijo que ese país espera “señales auténticas”.

“Al comienzo les pido a nombre del Papa que se llegue a concordar para dar credibilidad algunos gestos concretos que destaquen la buena voluntad de ambas partes”, aseveró desde Caracas, donde se inició el contacto ante el presidente Nicolás Maduro y de representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Celli aseguró que este es “un proceso muy importante para el Papa Francisco” y pidió a los involucrados en este proceso que están llamados a mirar lejos, “buscando el bien de este querido país”.

El también Presidente del Consejo Político para las Comunicaciones del Vaticano instó a “aceptar al otro no como enemigo, sino como hermano” y expuso su esperanza en que puedan acordar una agenda de temas, un método de trabajo y posibles etapas del mismo diálogo.

“El país está esperando señales auténticas para comprender que el diálogo es y es algo”, aseveró.

En la instalación de las conversaciones asistieron, además, el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, y miembros de la comisión del bloque, integrada por los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (Dominicana).

Según trascendió, el Partido Victoria Popular, liderado por Leopoldo López, quien permanece en prisión, se negó a participar del diálogo al considerar que no existen condiciones para ello.

Celli añadió que este es un momento muy positivo, “pero hay que mirar lejos”, y comentó que en su paìs se dice que “quien bien comienza está a mitad del camino”.

A su turno, el presidente Maduro agradeció a los participantes y señaló que “el diálogo no tiene alternativa, no hay alternativa a la palabra ni al encuentro”, además manifestó su “ compromiso total y absoluto” en este objetivo.

“A la MUD le tiendo la mano, y le tiendo la palabra para conversar”, aseveró.

Poco antes del inicio de este encuentro, la MUD emitió un comunicado donde plantea en su agenda la liberación de lo que consideran presos políticos y la renuncia de Maduro.