Compartir

La Fiscalía de Ecuador, a través de su titular Galo Chiriboga, sostuvo este viernes que la investigación sobre las presuntas irreguralidades que implican a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) revela elementos que hacen presumir la ocurrencia de los hechos.

El fiscal general de la nación expuso la actualidad del caso que implica presumiblemente a directivos suspendidos de la FEF por presunto lavado de activos. El proceso, originado en la FIFA,  se encuentra en fase de instrucción fiscal.

“Estamos en un proceso de investigación tenemos elementos que nos hacen presumir que esos hechos ocurrieron, pero ustedes saben que en nuestro país y en otros la garantía de los ciudadanos es su presunción de inocencia y mientras no exista una sentencia de un juez que los condene esa presunción está presente”, señaló Chiriboga en una entrevista con radio La Deportiva.

El funcionario de Estado añadió que “el trabajo de la Fiscalía, que es complejo, implica justamente conseguir todos los elementos probatorios para destruir esa garantía constitucional que es la presunción de inocencia”.

Respecto a los cuestionamientos a la Fiscalía por supuestamente no haber reaccionado a tiempo, argumentó que desde mayo pasado cuando estalló el escándalo de corrupción en la FIFA el organismo se puso a trabajar en el caso.

“Cuando se conoció la primera noticia de esas (mayo de este año) mande una comunicación a la fiscal de los Estados Unidos, Loreta Lynch, para que me remitiera la información que sobre Ecuador había, dos meses más tarde nos contestó diciendo que en ese momento no podían informarnos nada porque evidentemente podría haber dificultado su trabajo en EEUU”, dijo.

Chiriboga añadió que “en esta fase (instrucción fiscal) vamos recolectando elementos de convicción que fueron unos los que se llevaron al juez que conoce la causa y los que nuevamente incorporemos en este periodo de 90 días adicionales que tenemos serán los que recabemos en el exterior”.

Además recordó que  por disposición constitucional no están en capacidad de extraditar a los ciudadanos ecuatorianos, “pero a cambio el país se compromete a investigar los hechos presuntamente delictuales que hayan cometido en el exterior”.

A inicios de este mes los directivos suspendidos de la FEF, Luis Chiriboga, presidente, y Francisco Acosta, secretario, se encuentran bajo prisión domiciliaria, mientras que Vinicio Luna, coordinador de la entidad está recluido en la Cárcel 4 de Quito mientras duran los 90 días de indagación previa.