Después de considerar que no existió un enfoque técnico-jurídico adecuado, la Fiscalía envió un dictamen abstentivo a favor de la exasambleísta, Sofía Espín, y de Yadira Cadena; quienes enfrentan un caso de fraude procesal.

sofía-espín-fiscalía
La exasambleísta, Sofía Espín, se encuentra procesada por el caso del secuestro de Fernando Balda. Crédito: El Telégrafo

La Fiscalía General envió, la mañana de este jueves 5 de diciembre, al juez nacional Iván Saquicela, un dictamen abstentivo a favor de la exasambleísta, Sofía Espín, y de Yadira Cadena, dentro de la instrucción fiscal que se sigue en su contra por el delito de fraude procesal en el grado de tentativa, relacionado con el secuestro del ciudadano Fernando Balda.

Para la fiscal general del Estado, Diana Salazar, “a diferencia de otros casos, en este no hubo un enfoque técnico-jurídico adecuado, por lo cual persistir en la acusación no sería ético y contravendría los principios de objetividad y mínima intervención penal”.

La Fiscalía, como resultado de un profundo análisis jurídico, concluyó que los hechos descritos en el proceso –iniciado con una investigación previa en septiembre de 2018– “no se enmarcan en los lineamientos del tipo penal sancionado en el artículo 272 del Código Orgánico Integral Penal (COIP)”.

En su dictamen, la Fiscalía señala que la visita de Sofía Espín y Yadira Cadena a la entonces detenida Diana Falcón –al interior de la Casa de Confianza de Chillogallo, el 24 de septiembre de 2018– en la que le habrían pedido retractarse de su testimonio anticipado, en el que involucraba al expresidente, Rafael Correa, en el presunto secuestro de Fernando Balda en Colombia, a cambio de beneficios personales y jurídicos (como asilo internacional, asignación de una mejor defensa técnica, dinero en efectivo, entre otros), no constituye por sí sola delito de fraude procesal, en tanto dichas pretensiones no fueron acogidas por Falcón, quien, al contrario, las evidenció públicamente.

“La Fiscalía General del Estado rige todas sus actuaciones a la luz de la verdad procesal, en el marco de sus atribuciones constitucionales y legales“, precisa Salazar. “Hemos sido enfáticos en esto y lo demostramos con hechos: Fiscalía no persigue personas sino delitos“, añade.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK