Compartir

La abogada de Derechos Humanos, Amal Clooney, y su esposo, el actor George Clooney, planean ayudar a cerca de 3.000 niños sirios.

La abogada de Derechos Humanos, Amal Clooney, y su esposo, el actor George Clooney, planean ayudar a cerca de 3.000 niños sirios refugiados a ir a la escuela este año en Líbano, donde según Naciones Unidas alrededor de 200.000 menores sirios están fuera del sistema educativo. La educación de estos niños sirios será financiada a través de una asociación de 2,25 millones de dólares anunciada por “The Clooney Foundation For Justice” con Google, además de una subvención de tecnología por un millón de dólares de la compañía HP.