Compartir

Dos cilindros de gas que habían explotado en una vivienda de construcción mixta, ubicada en el barrio San Francisco, al sur de Machala, originó una tragedia. El fuego se propagó en todo el terreno atrapando a dos casas completamente y una tercera levemente.

Son 4 familias que comprenden alrededor de 19 personas, las cuales fueron albergadas en una escuela cercana al lugar del siniestro. Los afectados lograron salvarse de las llamas, no así las mascotas de una de las familias. Lamentablemente dos perros quedaron calcinados entre los escombros.

El incendio ocurrió la tarde del lunes 7 de diciembre cuando los menores, que jugaba fútbol en ese momento por las calles polvorientas del barrio, dieron aviso a los vecinos. Fue en ese momento que corrieron en busca de ayuda, mientras otros reportaron el hecho al Servicio Integrado de Seguridad ECU911 de Machala, organismo que coordinó la emergencia con el Cuerpo de Bomberos.

El fuego destruyó las casas en tan solo minutos y otra que estaba al lado corrió el riesgo de contaminarse por completo. Todo se había perdido: camas, roperos, sillas, cocinas, ropa; apenas unas cuantas cosas en un terreno baldío pudo ser rescatado, cosas que estaban allí en un rincón ante la mirada de los afectados, entre ellos 9 niños, una persona con discapacidad, según el informe preliminar del Municipio de Machala.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social, Distrito Machala, entregó la atención humanitaria a las 4 familias que perdieron sus viviendas y enseres en el incendio suscitado en el barrio San Francisco.

La atención gubernamental consistió en lo siguiente: kit de dormitorio conformado por cobijas, sábanas, almohadas, colchones; kit de cocina, consistente en cocina y vajillas; kit de alimentos básicos para cada familia, para al menos 15 días, y kit de aseo para todos.