Compartir

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, defendió el anuncio del jefe de Estado, Lenín Moreno, de convertir la sede de la Unión de Naciones de Suramérica (Unasur) en la Universidad Intercultural de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas “Amawtay Wasi”.

El Telégrafo

A través de Twitter, Vargas respondió a las críticas del exmandatario Rafael Correa, quien -por la misma vía- mencionó “el Movimiento Indígena será cómplice de la destrucción de Unasur? ¡No lo puedo creer!”.

Tras ello, el titular de la Conaie indicó que el movimiento indígena ha sido parte de la construcción de la unidad latinoamericana. “Restitución de educación intercultural bilingüe y sede de Unasur para universidad pública comunitaria de pueblos y nacionalidades reconoce el legado histórico de esta lucha”, enfatizó.

El Movimiento Indígena también respondió al comentario hecho, por Twitter, por el excanciller de Ecuador, Guillaume Long, quien preguntó: ¿Cuál es el proyecto de país de la Conaie? ¿El neoliberalismo? ¿Todo vale siempre y cuando sus dirigentes se puedan instalar cómodamente en la minúscula tajada de Estado que neoliberales les han asignado? ¿Todo venden, dignidad, principios, décadas de lucha, por migajas de poder?”.

Tras ello, el secretario del Agua, Humberto Cholango, le respondió: Tanto odio, insulto y racismo contra los Pueblos y Nacionalidades Indigenas. Jamas pensé que Guillaume Long, una persona tan ilustrada, piense de esta manera sobre los indígenas.

El viernes pasado, en Cotopaxi, el presidente Lenín Moreno anunció que la sede de la Unión de Naciones Suramericanas, ubicada a la entrada de la ciudad Mitad del Mundo, se convertirá en la Universidad Indígena.