Compartir

El vicepresidente de la República, Jorge Glas, dio inicio a las operaciones de la Refinería de Esmeraldas, que estuvo 7 años en proceso de rehabilitación. La inversión final es de aproximadamente $ 300 millones más que el presupuesto inicial previsto por las autoridades.

La mañana de este jueves 17 de diciembre, el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, dio inicio oficialmente a las operaciones de la Refinería de Esmeraldas, que estuvo por siete años en proceso de rehabilitación. A la cita también acudió Álex Bravo, gerente de Petroecuador, quien destacó que la Refinería tendrá la capacidad de procesar 110 mil barriles de petróleo por día, lo que permitirá generar 305 millones de dólares de ingresos adicionales, por el ahorro en compra de combustibles.

Bravo también indicó que se disminuirá la importación del 17% de gasolinas, 15% de diésel y 10% de gas licuado de petróleo. La reinauguración también estuvo presidida por Carlos Pareja Yannuzzelli, ministro de Hidrocarburos, quien señaló que en el proceso de rehabilitación del proyecto “se cumplió con los tiempos establecidos”. Por su parte, el Segundo Mandatario destacó la labor que se ha hecho con el proyecto, ya que “cuando se inició la rehabilitación, con suerte operaba al 85% de su capacidad”.

Glas manifestó que la Refinería “hoy no está trabajando al 100%, sino al 102%” y recordó que hizo una reingeniería de procesos, capacitación de técnicos, trabajadores e ingenieros. Al final de su discurso, acotó: “Hoy entrego al país entero la Refinería de Esmeraldas totalmente repotenciada”.

Cambios principales

En la unidad de Craqueo Catalítico Fluidizado (FCC, por sus siglas en inglés) se cambió el reactor, que tiene un peso de 184 toneladas y 38 metros de longitud, y el generador, de 650 toneladas y 35 metros. La FCC empezó a funcionar desde el pasado 27 de septiembre y ahora tiene un 38% más de producción, según señaló Bravo.

Inversión

La inversión final en el proceso de rehabilitación de la Refinería fue de 1 200 millones de dólares, aproximadamente $ 300 millones más que el presupuesto inicial previsto por las autoridades.