La tarde de este 6 de octubre, Pamela Martínez y Laura Terán dejaron la Casa de Confianza (sur de Quito), en donde permanecían desde junio pasado, posteriormente fueron trasladadas a las oficinas del Servicio de Rehabilitación, en donde les colocaron los grilletes electrónicos.

A las 16:30, ambas salieron en un auto, tapadas las cabezas con chompas verdes de la Policía Nacional. Imagen Referencial.

En una de las audiencias, Martínez explicó cómo funcionó el esquema para recopilar dinero para las campañas de Alianza País.

En el esquema ubicó en los más alto cargos al expresidente Rafael Correa y al exvicepresidente Jorge Glas.

Explicó que a raíz de la detención de Glas recibió una llamada de Correa para preguntarle si había eliminado la información del registro sobre los aportes y entregas para la campaña electoral de AP, que él le había pedido que lleve.

“Le dije que sí, pero me acordé que tenía un pendrive con los datos. Fui al departamento en Quito, lo hallé y lo metí en un vaso con agua“, relató.

Fuente: El Comercio – Nota Original: LINK