Compartir

Un cargamento de 10 toneladas de ayuda humanitaria procedente de Bolivia llegó hoy a Cuba para mitigar los cuantiosos daños que causó el paso del intenso huracán Irma por el litoral norte del país caribeño, donde dejó diez muertos, varios miles de damnificados y averías eléctricas, entre otros estragos.

EFE

El donativo boliviano, que incluye alimentos, ropa, calzado, agua y otros insumos, fue entregado en La Habana por el ministro de la Presidencia del país suramericano, René Martínez, quien expresó que este “modesto aporte” representa un ejemplo de solidaridad de su pueblo hacia Cuba, informaron medios oficiales.

Martínez elogió los trabajos de recuperación en las zonas dañadas de la isla por el azote de Irma entre el 8 y el 10 de septiembre pasados y calificó de “admirables” la respuesta y organización de la población y las autoridades para restañar los estragos ocasionados por el poderoso huracán, que dejó 10 muertos en Cuba.

Por su parte, el viceministro cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Roberto López, agradeció el gesto humanitario de Bolivia “en estos momentos complejos y difíciles”.

La ayuda de Bolivia se suma a la de Colombia, que también envió este miércoles un avión con 15 toneladas de ayuda humanitaria, y a la recibida en días anteriores de Venezuela, Surinam, República Dominicana, Japón y las aportaciones financieras de España y China.

Las agencias del sistema de las Naciones Unidas fueron de las primeras en activar su ayuda para asistir a las personas y la rehabilitación de áreas económicas como la agricultura tras el devastador paso de Irma por Cuba.

En concreto el Programa Mundial de Alimentos (PMA) dispuso de 1.606 toneladas de comestibles y aprobó una operación de 5,7 millones de dólares para complementar durante cuatro meses las necesidades alimentarias de 664.000 personas en las zonas afectadas por el evento meteorológico en este archipiélago.

Fuente: EFE