Compartir

El empleo pleno cayó entre junio del 2017 y junio del 2018 en 161.689 puestos de trabajo. Es que en junio del año pasado había 3’267.363 (40,1 % de la población económicamente activa, PEA) trabajadores con empleo pleno y para junio de este año esa cifra bajó a 3’105.674 (38,9 %).

Shutterstock

Así lo revelaron los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), publicados ayer en la web de la entidad.

El empleo pleno se refiere a la condición de tener un trabajo de 40 horas o más con al menos el salario básico unificado.

La caída del empleo pleno se produce en el mismo período del nuevo Gobierno, que prometió en la campaña electoral del 2017 crear unos 250.000 empleos al año.

De acuerdo al INEC, lo que sí se incrementó fue el “Otro Empleo No pleno”, al pasar de 1’978.784 a 2’116.670.

En este caso están personas con empleo que percibieron ingresos inferiores al salario mínimo o trabajaron menos de la jornada legal y no tienen el deseo ni disponibilidad de trabajar horas adicionales.

En la publicación de resultados del INEC también se puede ver que el desempleo cayó. En este indicador, 35.907 personas salieron del desempleo, por lo que ahora este representa el 4,1 % de la PEA, cuando antes estaba en 4,5 %.

Según una publicación de Cordes, las cifras del INEC muestran que “el manejo económico de los últimos doce meses no ha sabido generar las condiciones para mejorar las ya pobres estadísticas del mercado laboral”.