Compartir

La Brigada Anticriminal (BAC), junto con la Dirección General de Inteligencia (DGI) y la Dirección de Control y Orden Público del Ministerio del Interior, ejecutaron el operativo Galaxy, que dejó un saldo de más de 300 teléfonos celulares recuperados.

Más de 300 celulares se recuperaron en operación Galaxy, en Quito | Ministerio del Interior

Luego de un mes de investigaciones, 76 agentes de la BAC ejecutaron la operación la tarde y noche de este viernes 18 de diciembre, al norte de la capital. Con ayuda de uniformados de la Unidad de Mantenimiento del Orden, Criminalística, Policía Judicial e Intendencia de Pichincha, revisaron 11 locales comerciales que vendían productos electrónicos.

El operativo tuvo como finalidad la intervención de estos locales comerciales que funcionaban como centros de acopio y receptación de objetos robados para luego ser ofertados. Algunos equipos electrónicos eran desmantelados para usar sus partes como piezas de reparación.

Javier Ladino, director de Control y Orden Público del Ministerio del Interior, señaló que se revisó los permisos y controles de funcionamiento de los locales. También la emisión de comprobantes de venta y justificación de los equipos electrónicos, celulares, joyas y demás.

Como resultado, señaló Ladino, seis locales fueron clausurados. Galaxy dejó un saldo de tres armas blancas, 305 celulares, 22 tabletas, 48 display, 17 equipos electrónicos, 57 relojes, 18 audífonos, cinco herramientas de construcción, tres televisores, 84 protectores de pantalla.

Las evidencias fueron ingresadas a las bodegas de la Policía Judicial con la respectiva cadena de custodia para los trámites pertinentes.