Neil Young interpondrá una demanda con el fin de impedir que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilice sus canciones durante la campaña presidencial, según un documento publicado en el sitio web del artista.

Shutterstock Images

“El demandante no puede permitir que su música se use como ‘tema musical’ para una campaña divisiva, no estadounidense, de ignorancia y odio”, se lee en el borrador del documento.

También le puede intersar: Los Rolling Stones amenazan a Donald Trump por utilizar sus canciones

La demanda, que busca multas de hasta 150.000 dólares por cada infracción, no tiene fecha, pero el texto indica que los abogados de Young plantean presentarla ante un tribunal federal en Nueva York.

La querella alega que la campaña de Trump no tenía la licencia adecuada para reproducir sus canciones “Rockin’ in the Free World” y “Devil’s Sidewalk“.